TUCA DE MOLIERES, 3.010 M

Este finde, estaba prevista una ascensión tresmilera a los Astazus, pero ya el jueves, casi sin tiempo de reacción para montar un plan alternativo, no fue posible hacerla.

Seguiremos esperando con mucha ilusión y ganas, a que Máximo y Gabriela estén disponibles y preparados para intentarlo de nuevo.

D y yo, habíamos desarrollado tanto “ansia” preparando el plan, que se nos hacía dificilísimo renunciar a la aventura.

Habíamos estado preparándonos físicamente, corriendo en la pista de atletismo, en mi caso y a falta del vídeo "Sube al monte con Jesús Calleja" o algo parecido, me las arreglé con el de “Ponte en forma con Cindy Crawford”...
y otro de Youtube, “Piernas increíbles en 8 minutos...”

Así que, pese a la bonita propuesta de Rubén, de bajar con cuerdas a los covachos prehistóricos de Guara…decidimos no desistir, e intentar la Tuca de Mulleres, de 3010 m de altitud. (También esperaremos a que estéis recuperados del Almanzor y podamos coincidir en la siguiente).

Siento no haber podido avisar a Anam, pues fue con ella, con quien hablamos por primera vez de subir a esta montaña, hace ya tres años. Ha sido todo muy precipitado, pero siempre podemos volver a repetirlo...que ahora ya sabemos el camino.

Resumiendo, que me voy por los cerros..., el viernes salí muy puntual del trabajo, para cenar y dormir ya en el pueblo. Y el sábado 11, día de San Benito...jojojo, salimos ya vestidos y pertrechados, como recién salidos de una tienda de Coronel Tapioca, a las 6:25 h, dirección Benasque.

Fuimos los dos solitos y aunque me habría encantado compartir la alegría de mi primer tresmil con más compañeros, de esta manera, lo he sentido como un reto y un triunfo un poco más personal.
Cada experiencia, tiene su lado bueno. Como dice Cuchi Romero -juntitos, no teniendo nada, sobra la mitad...-

La tuca de Mulleres o Molieres con sus 3.010 m de altitud, es uno de los tresmiles más fáciles, sin escaladas ni pasos complicados. Solo uno en un pequeño pero inclinado nevero, tuve un poco de miedo. Especialmente en la bajada.

Cuando íbamos a pasar de subida, un chico con el que nos cruzamos muy enfadado, nos dijo que se volvía porque se había caído.
Un poco mas tarde, vimos que había sido ahí, justo en ese paso. Y ya en la cima, supimos por sus compañeros, que había resbalado 11 metros sin auto detenerse. El hielo se había roto debajo de él y había caído a la cascada. Nada grave aparentemente, pero un susto importante.

Ya en la base del pico, nos confundimos un poco con la senda, pero otros dos montañeros nos indicaron el camino, a nosotros y a sus compañeros también rezagados, con un potente grito desde unos 50 metros camino de la cima ¡¡¡...ueeeh, por aquiiiiií !!!

Esos últimos pasos me costaron bastante, pero ya tenía tan claro que iba a subir que me lo tome con mucha tranquilidad. Pese a la calma, porque quería administrar mi energía y no pinchar, llegamos en el tiempo que indicaban las reseñas. 4 horas saliendo de La Besurta, sin contar paradas, 5:30 h yendo a mi ritmo, parando para beber y picar cuando lo necesité.

D estaba freshhquíshhimo a ese ritmo...como en una fieshhtaa !!

Ya en la cima, donde había más hombres que “Mulleres”, el paisaje era impresionante. Aneto y el Paso de Mahoma, que casi lo podías tocar con la mano, Salenques, Toro...entre otros picos no menos bonitos. Definitivamente, los franceses se han quedado con la parte más verde del Pirineo.

Y de bajada, casi ya en Aigüalluts, el cansancio se apoderaba de nosotros, aunque solo eran las 18:30 h cuando llegamos a La Besurta, para coger el bus que nos devolvería al aparcamiento de los Llanos del Hospital de Benasque.

Nos dio tiempo a comprar en Graus, una longaniza buenísima y un vino del Somontano, para preparar al día siguiente, una de mis más famosas especialidades.
El arroz con longaniza, hecho en la barbacoa de la casa del pueblo, que inventé hace tiempo, por accidente y motivos ajenos a mi voluntad...y que no vienen a cuento ahora.

Eso si, está buenísimo y es una dieta ideal para recuperar los cuerpecicos de tresmileros novatos.

Con esa paella, un Martini Bianco helado que tenía mi padre en la nevera, risas y una buena siesta, el domingo, día de San Juan Gualberto...jajaja, nos volvimos para Barcelona, pensando ya en el siguiente pico y en las vacaciones que tenemos tan cerquita...en la punta de los dedos.

Hoy lunes día de San Idiotasio, toca currar...pero sin pasarse, que después de un finde tan bonito, hay que aclimatar.

La ascensión a este monte tan bonito, con un recorrido espectacular pasando por turberas, dolinas, ibones, viendo y oyendo todo el camino a las provocadoras marmotas, las cascadas, lenguas de hielo perennes fundiéndose lentamente y un inmenso mar de piedra que te sobrecoge al adentrarte en él. Sin lugar a dudas, es una excursión “altamente” recomendable y muy asequible.

Y como anécdota del día, me quedo con el saludo de despedida de un montañero, que se despidió de todos los que allí en la cima estábamos. Dijo todo seguido-...bueno, au revoir, agur, adeu, hasta luego... Es que como oigo hablar en todos los idiomas...

Os dejo el enlace con las foticos...espero que os gusten.


http://picasaweb.google.es/alfilodelopisable/TucaDeMulleres3010M#


Embalse de Mediano

Harley Davidson AD

...de un anuncio de Harley Davidson


Si tuviese que vivir mi vida otra vez, la próxima vez,
trataría de cometer más errores.

Me ralajaría.

Sería más tonto de lo que lo he sido esta vez.

Se que algunas cosas me las tendría que tomar en serio.

Tendría que arriesgarme más, tendría que tener más tropiezos.

Escalaría más montañas, nadaría en más rios y vería más atardeceres.

Comería más helados y menos judias.


Tendría que tener más problemas reales y menos imaginarios.

Mira, soy una de esas personas que vive con mucho cuidado, sana y prudentemente.

Hora tras hora, dia tras dia.

Ah, he tenido mis momentos y si tuviese que hacerlo todo otra vez, tendría que tener muchos más.

De hecho, trataría de no tener nada más.
Sólo momentos, uno detrás de otro.

Si tuviese que vivir mi vida otra vez.

Empezaría ir descalzo lo más pronto posible en primavera y aguantaría así hasta lo más tarde posible en invierno.

Haría más peyas.

Cabalgaría en más tiovivos

Recogería más flores salvajes.


FUNDACIÓN MONA

FUNDACIÓN MONA
Clika para acceder al enlace

FUNDACIÓN JANE GOODALL


Tribal Style-Rachel Brice

Vestida para trepar

Vestida para trepar
Escultura mural dedicada a la escalada en El Ateneu
"No os toméis la vida demasiado en serio; de todas maneras, no saldréis vivos de ésta"

Bernard de Fontenelle

Archivo del blog

Gracias por visitar mi blog. Vuelve cuando quieras...

...dime, dime...